Conociendo a Líderes VOLTA: Alejandra Barrero, Subgerente de Medio Ambiente y Seguridad

Mayra Alejandra Barrero es Ingeniera Ambiental y posee un MBA en Sustainability Management y un Magíster en Environment and Development. Llegó a Chile hace 10 años y ha recogido experiencia en el sector de consultoría y gobierno, especializándose en gestión ambiental y de sostenibilidad en el ámbito organizacional. Hace 3 años mientras terminaba uno de sus estudios en el exterior, fue invitada a participar del proyecto VOLTA, con el desafío de estructurar el área ambiental, así nació la idea de una subgerencia para dar sustento a la complejidad de proyectos y operaciones VOLTA. 

¿Cuál es tu rol en VOLTA?

Desde la creación de la Subgerencia de Medio Ambiente y Seguridad hemos ido logrando desarrollar un equipo de trabajo con las competencias para hacer una adecuada gestión del cumplimiento ambiental, de los permisos para nuestros proyectos de desarrollo, y para el fomento de una cultura ambiental interna. Lo último, ya que sentimos la necesidad de establecer nuestro sello VOLTA en materia de medio ambiente y para eso es necesario mirarnos internamente. Ahí nace el reto de lograr un cambio cultural hacia el interior de la organización, y evaluar nuestro desempeño ambiental a nivel de colaboradores y clientes. Por eso hemos empezado a medir nuestra huella de carbono, nuestro impacto en el consumo de recursos y nuestra propia gestión de residuos. Este es un desafío inspirador porque tenemos que hacer y ser al mismo tiempo.

¿Cómo defines el desarrollo sostenible para VOLTA?

Creo que VOLTA es un actor clave para el desarrollo sostenible de los territorios en que nos emplazamos y en el país en general, por su enfoque en desarrollo de proyectos que contribuyen a la economía circular. Así, buscamos brindar diferentes soluciones a las necesidades en gestión de residuos con una mirada innovadora.

¿Cuáles son las principales acciones en materia de Sostenibilidad que tiene VOLTA? 

En materia de sostenibilidad corporativa, estamos prontos al lanzamiento de nuestra primera Política y Estrategia de Sostenibilidad. Analizando cómo evoluciona nuestro contexto social y ambiental es que empezamos a establecer la visión de VOLTA en sostenibilidad, y así nace esta iniciativa. Para eso hemos debido revisar las tendencias globales en las dimensiones social, ambiental, económica y de gobernanza. 

Este objetivo nos lo trazamos a inicio de año, desarrollando una primera etapa de diagnóstico y una segunda de construcción de compromisos. En esta segunda etapa, realizamos un conjunto de talleres en el que participaron colaboradores de distintas áreas y cargos quienes entregaron su visión sobre las principales variables que deben considerar los lineamientos de sostenibilidad en la compañía. Lo curioso y satisfactorio es encontrar temas transversales en las distintas áreas y niveles jerárquicos. Hay temas de interés común, lo que ratifica que nuestro propósito es coherente y robusto. Hay un sello VOLTA que nace desde dentro.

Sin embargo, este es sólo el inicio, ahora viene el trabajo de ejecución, para volver dichos compromisos una realidad en el mediano y largo plazo, para lo cual se instalará un Comité de Sostenibilidad. Lo importante es que buscamos involucrar a líderes visibles de nuestro equipo para co-construir esta estrategia, pues sólo así, desde cada uno de nuestros roles pero a la vez trabajando unidos, podremos lograr nuestro propósito de protagonizar un cambio en la industria y de manera sostenible.

¿Qué aporte puedes hacer estando en VOLTA?

Estoy convencida que todas las acciones para contribuir al medio ambiente que logremos a nivel de individuos y a nivel de empresas valen la pena, sean pequeñas o grandes. Es común escuchar que el daño ambiental es irreversible y ante eso “ya no hay nada que hacer” y, en consecuencia, es difícil no cuestionar el “¿para qué?”. A pesar de ello, mantengo una actitud positiva y creo que todo aporte suma para marcar una diferencia en un escenario que parece caótico. Mi profesión es casi una razón para vivir, es un propósito de vida para aportar a esta sociedad. Que sea muy desafiante hace que también el día a día sea muy entretenido. Los cambios que están ocurriendo en normativa y cultura de gestión de residuos, en el país y en el mundo, son una motivación para estar en VOLTA.