Recycle, downcycle y upcycle

¿Cuál es la diferencia entre Recycle, Downcycle y Upcycle?

El gran volumen de basura que generamos, el calentamiento global y la escasez de los recursos naturales ha provocado que se popularicen diversos métodos para así aprovechar los materiales que se encuentran en los residuos. 

El upcycle, recycle y downcycle son nuevos términos que amplían el concepto del reciclaje. Si bien algunos de estos métodos pueden ser más efectivos a la hora de renovar el valor y calidad de un determinado material, todos intentan reusar materiales de manera consciente. 

Upcycling: incrementando el valor

Este es el proceso de convertir un material que ha cumplido su vida útil en un nuevo producto, añadiéndole valor y utilidad. Su propósito es evitar los desperdicios y fabricar un producto de igual o mejor calidad con materiales que estaban en desuso para convertirlos en algo nuevo. Dicho esto, la creatividad resulta esencial. 

Una de las ventajas de este proceso es el aporte que hace al reducir la generación de residuos y el uso de otras materias primas. Es por esto, que el upcycling va en la misma línea que el sistema de economía circular.

Algunos ejemplos de upcycling son los pallets, que ya están en desuso, cuando son convertidos en muebles de casa, desde mesas de centro hasta sillones. Otra alternativa es cuando un neumático, que ya fue utilizado, es convertido en un columpio. 

Recycling: manteniendo el valor

El reciclaje es el proceso en donde un producto, que fue desechado, vuelve a ser utilizado para manufacturar nuevamente lo que era y con el mismo valor que tenía originalmente. 

Este tratamiento devuelve un material al mismo ciclo de vida útil. Por lo tanto, si reciclamos nuestros residuos, podremos utilizarlos como materia prima para fabricar nuevos productos sin tener que acudir a extraer recursos naturales. 

Entre los ejemplos, se pueden utilizar botellas de vidrio vacías, para producir nuevas botellas del mismo material y calidad a través de un proceso industrial. Lo mismo se puede conseguir con las botellas plásticas PET. 

Downcycling: disminuyendo el valor 

Este proceso convierte un producto ya utilizado, en uno de calidad inferior. Es decir, transforma un material desechado en otro de menor valor al que originalmente tenía. Esto se debe a que una vez procesado, la naturaleza del material evita que conserve su durabilidad original.

Por lo tanto, el reciclaje “descendente” no vuelve a insertar el material en su ciclo original, pero sí impide que termine en la basura. Generalmente ciertos plásticos y derivados de la celulosa son materiales que no se reciclan con facilidad y, como resultado, se procesan mediante el downcycling. Por ejemplo el papel blanco se vuelve a transformar en papel, y si bien su color no será el mismo, este seguirá siendo útil.

Nuestro compromiso con el reciclaje

Mientras seguimos por el camino para llegar a un mundo en donde se minimice la cantidad residuos que son enviados a rellenos sanitarios, es necesario que se siga fomentando el reciclaje para aumentar las tasas de recuperación y valorización de residuos. ¿Te gustaría implementar un plan de reciclaje en tu empresa? ¡Hablemos!