La sequía y desertificación se convierte en la mayor preocupación entre los chilenos

En la actualidad, Chile se encuentra en una situación preocupante respecto al cambio climático. El estudio “Climate and Public Opinions International Observatory 2019”, elaborado en 30 países por EDF (empresa francesa y generadora mundial de energía baja en carbono) en conjunto con IPSOS, demostró que la mayor preocupación de los chilenos es la desertificación y la sequía que se ha incrementado en el país en los últimos 10 años. Este hecho se ve reflejado en los últimos datos entregados por René Garreaud, investigador del centro científico chileno que estudia los impactos del cambio climático, los cuales  afirman que la megasequía ha afectado principalmente a la zona centro del país.

Por ejemplo, en la Región Metropolitana sólo han caído un 20% de las precipitaciones esperadas en la zona. Esta baja en las precipitaciones se debe a que han ocurrido cambios en la circulación atmosférica de nuestro océano Pacífico, desplazándose hacia la zona Sur producto del aumento de la presión en las zonas subtropicales y una caída de presión en la periferia antártica, a causa del cambio climático.

Cabe destacar que frente a esta situación el Ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, afirmó que la sequía en la cual nos encontramos es extremadamente grave, y que estamos en un escenario que probablemente no se presentaba desde el año 1968, declarando que el 2019 fue el año con menor registro de precipitaciones.

El día 3 de enero de 2020, el Gobierno lanzó la campaña “Chile se está secando” con el fin de incentivar el cuidado del agua y reducir su consumo tanto en personas, empresas, agricultores y mineras.

Algunas de las medidas implementadas por el Gobierno frente a este hecho han sido las siguientes:

Se han dictado 15 decretos de escasez hídrica que afectan a 945 mil habitantes de 129 comunas rurales de las regiones de Coquimbo, Valparaíso, RM, O’Higgins y Maule.

Se han emitido 6 declaraciones de emergencia agrícola, que afectan a 119 comunas en 6 regiones, y se declaró zona de catástrofe en las regiones de Coquimbo y Valparaíso.

Se ha trabajado en la redistribución de los caudales, con las Juntas de Vigilancia, para lograr el mejor uso de los ríos, privilegiando el consumo humano y otros usos (ríos Aconcagua, Maipo, Cachapoal).

Se han aportado nuevas fuentes de agua a través de los pozos de la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH).

Respecto al Agua Potable Rural, se ha hecho un catastro de los 1.339 sistemas de APR de las regiones en emergencia (Atacama a Maule) y su grado de afectación. A la fecha hay 247 con problemas de suministro, que afectan a más de 165 mil personas.

En lo que respecta la agricultura, las medidas que se han implementado para la prevención y cuidado de nuestros recursos hídricos han sido la utilización de pozos de emergencia del Ejército y Corfo, la intensificación de la fiscalización de extracciones de agua teniendo mayor presencia en terreno y el inicio de la operación del embalse Valle Hermoso, el cual que permitirá el riego de 1.500 hectáreas con sus 20 millones de m3.

Nuestro compromiso con el cuidado de los recursos hídricos está siempre presente.

En VOLTA buscamos generar impactos positivos y sostenibles, por lo que el tratamiento de RILes orgánicos nos permite obtener agua en calidad de riego. Además, gracias al reciclaje podemos reducir la energía necesaria para llevar a cabo ciertos procesos, dentro de los cuales se involucra en gran magnitud el uso de agua. Si estás interesado y quieres saber más, escríbenos en nuestro formulario de contacto y responderemos todas tus dudas.