Reactivacion verde

Reactivación verde: una oportunidad que se debe aprovechar

La pandemia del COVID-19 no solo trajo una crisis en el área de la salud, sino que también significó una gran cierre económico a nivel mundial y ya son muchos los países que están pensando en cómo recuperarse una vez pasada la pandemia.

Para lograr esta reactivación económica, los gobiernos de todo el mundo están destinando grandes sumas de dinero para crear nuevos puestos de trabajo y estimular la recuperación de esta crisis económica, sin embargo, son cada vez más los líderes mundiales que piensan que el dinero destinado debe aportar a la reducción de la emisiones y así tener una reactivación más sostenible.

El llamado a nivel mundial es a aprovechar estos ingresos para recuperar la economía, pero siempre apostando por un futuro más verde y pensando en las nuevas generaciones, viendo esto como una oportunidad para hacer un cambio.

¿Qué están haciendo en Europa?

El continente europeo ya está superando la pandemia en gran parte de sus países, por lo que se convertirán en un ejemplo a seguir y guía para lo que podría ocurrir en Chile. 

En dicho continente se está trabajando en el ‘Green Deal’ para así aprovechar parte de los 750 billones de euros en generar cambios en la economía y avanzar hacia una más sostenible.

El enfoque de convertirse en el primer continente carbono neutral para el 2050 es una meta que no se ha visto modificada por la pandemia, por lo que se espera que lideren esta reactivación verde, convirtiéndose en un ejemplo a seguir.

Chile

Dentro de las metas de mediano y largo plazo que tiene chile se encuentran la descarbonización para el 2030 y ser carbono neutral para el 2050, por lo que la Ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, asegura que todas las medidas que se tomen para reactivar la economía serán con estos objetivos en mente, por lo que el camino a seguir ya está claro y solo falta tomar acciones.

Es de esperar que Chile siga el mismo camino que Europa, con un plan de inversión pública con énfasis verde y en mitigar el cambio climático, para así hacer de esta reactivación una sostenible y con metas acorde a los compromisos ya existentes.

Si bien aún faltan aspectos por determinar, es importante que cada líder mundial y personas a cargo, tengan en mente que la reactivación debe ser verde. Se invertirán grandes sumas de dinero, por lo que es importante pensar en el impacto que se está generando para el futuro, esperando que sea el menor posible.