economia circular

¿Cuáles son las diferencias entre la economía circular y lineal?

Desde hace muchos años, el principal sistema productivo que tenemos como sociedad es el de producir-consumir-desechar. Consiste en extraer materias primas, que generalmente se utilizan una sola vez y al desecharlas, no se utilizan nuevamente. Práctica que resulta perjudicial tanto para el medio ambiente como para nuestra salud. 

Por otro lado, existe la economía circular, la que ha intentando instalarse con más fuerza en respuesta a la escasez de materias primas y al cambio climático. Su propósito recae en la sostenibilidad a largo plazo, optimización de los recursos y minimización de residuos.

Economía lineal

Esta es la que predomina hoy en día. Funciona bajo un sistema en el que todo lo fabricado tiene un final y termina por salir del ciclo productivo. Comienza por consumir materias primas, luego se procesan y se convierten en un producto, que generalmente es de un solo uso o tiene una corta vida útil. El ciclo desde que son fabricados hasta el momento en que son desechados, es rápido y muy breve.

La economía lineal se fundamenta en dos grandes principios: el crecimiento económico permanente (y como consecuencia el deterioro medioambiental) y el constante consumo.

Costo ambiental

Esta alta demanda de materias primas, resulta no ser amigable con el medio ambiente porque implica el abuso de recursos. Por ejemplo, la deforestación de bosques nativos causa la desaparición de hábitats y así la extinción de especies. Además, el excesivo consumismo ha provocado que la basura incremente hasta llegar a volúmenes preocupantes.

Economía circular

A diferencia de la economía lineal, ésta se basa en un proceso sostenible, en donde se intenta que los materiales y recursos se mantengan en el ciclo productivo, y en la economía, durante el mayor tiempo posible, sin perder su valor y conservando su vida útil.

Una de las grandes diferencias entre la economía lineal y la economía circular es que ésta última no desecha el producto final ni lo convierte en basura, sino todo lo contrario, lo utiliza como recurso para un nuevo ciclo de vida.

Este sistema sostenible busca nuevas fuentes de recursos y de energía para atender al desarrollo de todo el planeta. Pretende ser más eficiente durante los procesos de consumo y producción, utilizando materias primas renovables y de bajo impacto ambiental.

Transformamos los residuos en fuentes de orgullo y valor

La economía circular resulta beneficiosa tanto para el medio ambiente como para las sociedades, ya que es un camino para preservar y optimizar el uso de los recursos, fomentando la eficacia del sistema.

Día a día trabajamos bajo este modelo de economía, generando valor y entregando soluciones para los problemas de residuos, buscando su recuperación y valorización, para que así se mantengan en la cadena productiva por más tiempo. También aportamos a que tu empresa sea parte de este enfoque de gestión, generando impactos positivos y sostenibles en sus operaciones. 

Sé consciente, consume responsablemente y avancemos hacia un modelo de economía circular. ¡Conversemos!