Limites planetarios

Los límites planetarios para la estabilidad de la Tierra

La preocupación por la constante explotación de los recursos a nivel mundial promovió que en 2009 un grupo de científicos liderados por Johan Rockström y Will Steffen propusieran el concepto de límites planetarios. Con esto, buscaban definir un espacio de actuación seguro para el desarrollo de la humanidad y que pudiera ser utilizado por todos los gobiernos, las distintas fundaciones o instituciones y todos quienes necesitaran hacer uso de la información. 

También conocidos como fronteras planetarias, este marco conceptual busca evaluar y determinar los niveles de perturbación de 9 procesos esenciales para la estabilidad de la Tierra, por lo que sobrepasar estos umbrales podría generar un estado de riesgo potencialmente desastroso para el planeta. 

Cuáles son estos 9 procesos fundamentales y sus niveles actuales

1. Cambio climático: Las altas emisiones de gases de efecto invernadero y su constante avance representan un grave problema para el planeta, ya que influyen en el aceleramiento del calentamiento global. Por lo tanto, este aumento de la temperatura atmosférica amenaza con modificar los regímenes de precipitaciones en todo el mundo, incrementar las inundaciones, agudizar las sequías y acelerar el deshielo. 

2. Agotamiento de la capa de ozono: El uso persistente de sustancias que atacan directamente a la capa de ozono, ha incidido en el deterioro y adelgazamiento de ella. Sin embargo, los últimos informes indican que la capa se estaría estabilizando y recuperando.

3. Cambios en el uso de suelo: La devastación de bosques, selvas u otros hábitats naturales para la producción industrial, además de deteriorar los ecosistemas, también aumenta la generación de GEI.

4. Consumo de agua dulce: El agua es un recurso que en muchas regiones se encuentra en un mayor riesgo de escasez o está altamente contaminada, lo que resulta en graves consecuencias para la humanidad y la producción económica.

5. Ciclo del nitrógeno y del fósforo: La actividad contaminante está desequilibrando los ciclos biogeoquímicos, alterando la fijación del nitrógeno atmosférico en niveles nunca antes vistos y la entrada del fósforo que ingresa a los océanos.

6. Biodiversidad: La pérdida de especies y aumento de la tasa de extinción podría generar cambios irreversibles y amenazar nuestro sistema de soporte vital.

7. Aerosoles: Aunque aún se desconoce su cuantificación, la concentración de partículas en la atmósfera tiene directa relación con la calidad del aire y está presentando efectos adversos en la salud humana.

8. Contaminación química: Este es un límite que no está cuantificado aún. Sin embargo, estudia la concentración de nuevas sustancias químicas u organismos biológicos que son potencialmente perjudiciales para el medio ambiente.

9. Acidificación del océano: El aumento de compuestos ácidos en el océano limita su capacidad de absorción de CO2, lo que hace que el agua se vuelva más ácida, afectando negativamente en los organismos formadores de arrecifes y con eso, a toda la vida y cadena alimentaria marina.

Límites alcanzados

Como comentamos anteriormente, la frontera planetaria establece un umbral para identificar los límites biofísicos seguros para la vida en la Tierra. Actualmente, 4 de los 9 procesos básicos han sobrepasado estos límites y los 5 restantes amenazan cada vez más con seguir el mismo camino si no se hace algo al respeto.

Debemos comprometernos a tomar acciones para reducir la presión sobre las fronteras planetarias mediante la mejora e implementación de estrategias y políticas responsables con el medio ambiente. Es la única manera de asegurarnos de no llegar a un punto en donde todo el daño sea irreversible.