Carbono neutral

¿Qué significa ser carbono neutral?

El término carbono neutral se escucha cada vez más, esto debido a la gran cantidad de empresas y países que lo fijan como un objetivo, teniendo como meta el año 2050. Actualmente, es considerada como una de las medidas más importantes para luchar contra el cambio climático.

Dentro de los distintos tipos de gases de efecto invernadero, el más común es el dióxido de carbono (CO2) y ser carbono neutral significa lograr que estas emisiones sean equivalentes a cero, para conseguir esto es necesario crear planes de acción y así reducir, compensar y/o remover las emisiones generadas, ya sea por una empresa, industria o país.

Países comprometidos para el 2050

En septiembre del año pasado se celebró la Cumbre sobre la Acción Climática, en la cual cerca de 77 países y más de 100 ciudades se comprometieron con la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y así ser carbono neutral para el año 2050.

Si bien, las medidas a adoptar dependerán de las políticas, recursos y condiciones de cada país, se espera que todas vayan por el mismo camino: reducción de emisiones en los medios de transporte, compromisos de parte del sector privado, forestación y energías renovables.

¿Qué ocurre en nuestro país?

En Chile no nos quedamos atrás, ya que el gobierno espera que el país pueda convertirse en el primero en vías de desarrollo en lograr absorber tanto dióxido de carbono como el genera, para que así el impacto sea cero y podamos considerar al país como uno carbono neutral.

Actualmente se está evaluando la Ley Cambio Climático, en donde el plan de carbono neutralidad sería una parte importante, buscando que la quema de combustibles fósiles en sectores como el transporte, la vivienda y minería sea reemplazada por electricidad.

También se habla de aumentar el uso de hidrógeno verde como una de las iniciativas más importantes, ya que se espera que a partir del 2030 baje su costo de producción, por lo que podría utilizarse en transporte, calefacción o como fertilizante. Otro punto a tratar es la eliminación de centrales de carbón, ya que serían responsables del 25% de las fuentes de dióxido de carbono en el país. Se espera que para el año 2040 se hayan cerrado 28, siendo reemplazadas por energía renovable.

Dentro de los planes también se considera la preservación de las especies nativas y la reforestación, para así lograr una mejor absorción de CO2.

Con estas medidas se espera bajar las emisiones brutas de 130 millones de toneladas a 65, aumentando la captura de bosques y su mantención también a 65 millones de toneladas, logrando así la neutralidad de carbono.

El cambio climático es algo contra lo que todos debemos luchar, por lo que es necesario que cada vez más empresas y países se sumen al camino de cero emisiones para que así juntos se logre un cambio.